Irvine Welsh

Publicidad

Cervezas, drogas, fútbol, sexo, noche, punk, pub, amigos, bar, escoria, rock, suciedad, amistad, noche, alcohol, más drogas y… ¿literatura?

Bienvenidos al decadente maravilloso mundo de Irvine Welsh, un escritor diferente con un dialecto tan fuerte que sentirás como las páginas te hacen vibrar como máquinas de tatuar en cada relato.

Irvine Welsh nació el 27 de septiembre de 1958 en Leith, Edimburgo (Escocia). De familia trabajadora, creció en el corazón del barrio obrero de Muirhouse. Welsh dejó la escuela a los dieciséis años para irse a Londres con el movimiento punk. Amante del fútbol y la música rock, tocó en varios grupos de punk. A finales de los 80 volvió a su querida Escocia para empezar a trabajar en diferentes oficios y estudiar. Trabajó para el Edinburgh District Council a la vez que se graduaba en la universidad y se dedicaba a la escritura.

A principios de los 90 debutó como escritor con una gran obra llamada Trainspotting (1993), una obra de culto que trata sobre la vida cotidiana de un grupo de amigos enganchados a la heroína explicada con unas palabras tan brillantes que convierte lo más decadente y patético de la sociedad en un humor arrebatador. Nada más con una novela en la calle no dejaron de llegares magnificas críticas y, en 1996, el gran Danny Boyle llevó al cine la película con Ewan McGregor como protagonista.

Un año después llegó Acid House (1994) un libro de relatos cortos que nos transporta a historias de sexo, drogas, peleas y mucho más…


Irvine-Welsh


Luego llegó Pesadillas Del Marabú y Extasis y así hasta conseguir una buena colección de novelas y relatos del cual no leerlos sería desaprovecharlos. Por ejemplo, alguna de estas novelas:

  • Cola (2001) 1970: Terry, Carl, Billy y Andrew son niños y viven en el mismo barrio apestado de Edimburgo cuando se conocen en los bancos del colegio. 1980: Diez años más tarde, ya siendo adolescentes, en el mismo escenario miserable, haciendo novillos en el instituto, consumiendo drogas de todo tipo y convirtiéndose en protagonistas de pequeños episodios de la usual violencia metropolitana: borracheras agresivas, encontronazos con los hooligans, salvajes correrías nocturnas y las primeras experiencias torpes y violentas con el sexo.
  • Porno (2002) (Secuela de Trainspotting) Diez años después de Trainspotting, tras divorciarse de su mujer y de fracasar en varios negocios, Sick Boy está en franca decadencia. Decide aceptar la oferta de su tía Paula, quien lo dejará a cargo de un pub. Pero ahí el negocio no está solamente en las bebidas: Sick Boy descubre que un grupo se reúne a follar y a filmar sus orgías en uno de los salones privados. Y que en Edimburgo hay un negocio de vídeos porno realizados en las trastiendas de los pubs. Sick Boy se propondrá hacer una película porno de altura. Y también incluirá en el equipo a su amigo Renton. también se mueven por ahí Spud y Begbie que vuelven más paranoicos y furiosos que nunca.
  • Crimen (2008) Ray Lennox es un inspector de la policía de Edimburgo que ha resuelto un atroz caso de asesinato. Ahora debe tomarse unas vacaciones. Lennox viaja con su novia Trudi a Miami. Pero, a la llegada a Miami, discute con Trudi y se va a un bar a beber … a partir de ahí todo cambia, se ve envuelto en un lío… lo que parecía unas vacaciones comienza a ser una búsqueda intensa de una niña de 10 años amenazada por una poderosa red de pedófilos.
  • Skagboys(2012) (Precuela de Trainspotting) Edimburgo, inicios de la década de los ochenta. Margaret Thatcher aplica sus recetas de dama de hierro en Gran Bretaña y estallan las huelgas mineras, el paro crece a un ritmo enloquecido y la gente se pregunta qué demonios le está pasando al país. Y por si la situación no fuese ya suficientemente complicada para las cada vez más empobrecidas clases trabajadoras urbanas, la heroína y el sida empiezan a circular masiva y descontroladamente por las calles.
    Y allí están Renton, Spud Murphy, Sick Boy, Begbie…, los personajes de Trainspotting, unos años antes de convertirse en los protagonistas de esa novela, haciendo otras locuras y metiendo en la sociedad más deplorable del mundo.

Aparte de novelas tiene de libros de relatos cortos para leer mientras cagas o después de echar un polvo como Acid House, Extasis, Col Recalentada …

Influenciado por gente como Louis-Ferdinand Céline, Alasdair GreyCharles Bukowski creó un estilo diferente, sucio, brillante y, sobretodo, propio, muy propio. Sus novelas a veces comparten personajes. Personajes de Trainspotting hacen breves apariciones en Acid House y Pesadillas del Marabú, y apariciones más importantes en Cola, y vuelven a aparecer como protagonistas en Porno. Crea un mundo propio como Stephen King lo hace con sus pueblos y ciudades. Casi todo, de una manera u otra, está relacionado. Welsh, como lo fue Alasdair Gray, inventivo con la forma. En Escoria donde el monólogo interno de la solitaria se impone sobre el propio del protagonista y escribe otra manera de ver la historia a lo que estamos acostumbrados.

Irvine Welsh un escritor underground, un escritor fuerte, un escritor voraz. Toda mi admiración hacia uno de los primeros escritores que consiguió engancharme en un placer llamado sex… quería decir lectura.

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes un buen libro entre las manos?

Autor del Artículo: Sergio López – Facebook


Algunos tatuajes recomendados:


¿Qué te parece el artículo y los tatuajes que aparecen? Deja un comentario u opinión al final de esta página.

25721 visitas recibidas. 18 veces hoy.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Cool Tattoo SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Servidor Cool Tattoo SL Alta Seguridad en 1&1 IONOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.