Herbert George Wells

Publicidad

H G Wells' Desk

Todos hemos escuchado alguna vez historias sobre una máquina del tiempo, un hombre invisible, un viaje a la luna o una isla misteriosa. Pero, ¿quién fue el hombre que imaginó y creó esos misterios y aventuras?

Herbert George Wells es considerado uno de los padres de la ciencia ficción, nació en 1866 en Bromley (Reino Unido) y, 79 años después, moriría en Londres. Su vida estuvo dedicada a la literatura, la historia y la filosofía.

Era el tercer hijo varón, su familia era de clase media-baja, por no decir pobres. Tenían una tienda de productos de deporte que obtuvieron gracias a una herencia. Con unos 8 años Herbert se rompió la pierna y, sin nada que hacer aparte de estar empotrado en la cama, comenzó a leer libros y a fascinarse por la literatura. Tal fue la obsesión que desarrolló en ese periodo que ese mismo año se apuntó a una academia comercial.

En 1877 su padre tuvo un accidente que provocó que Herbert y sus hermanos fueran a ganarse la vida de un oficio a otro, pero en 1883 Wells entró en una escuela de gramática como alumno y tutor donde podía seguir con su pasión por la lectura.

Un año más tarde obtuvo una beca para estudiar biología, donde fue alumno de Thomas Henry Huxley (abuelo de Aldous Huxley, escritor de Un Mundo Feliz) y estudia allí hasta 1887. En esa época es donde publica su primera novela, La máquina del tiempo, publicada por primera vez en una revista de la cual era uno de los fundadores.

Logró el título de zoología, fue profesor en Henley House School, fundador y presidente Royal College of Science Association hasta que le detectaron tuberculosis y lo dejó todo para dedicarse a escribir.

Escribió más de cien obras, grandes clásicos como La Guerra de los Mundos, La máquina del tiempo, La isla del Dr. Moreau o El Hombre Invisible hasta que, el 13 de agosto de 1946, dejaría de hacer lo que más quería, dedicarse a la literatura.


H G Wells


Os presento un pequeño resumen de cuatro de sus libros considerados como clásicos universales y que deberían estar en la estantería de cualquier persona que disfrute un poco del arte escrito:

LA MÁQUINA DEL TIEMPO (1895): el viajero de la novela construye una máquina que puede viajar en el tiempo con el simple movimiento de una palanca. El protagonista viaja hasta el año 802701 y descubre un desastroso mundo. Hay dos tipos de habitantes, los Elois, hermosas criaturas que son los descendientes de los antiguos capitalistas. Son ociosos, apacibles, simpáticos y, por otro lado, los Morlocks que proceden de los proletarios enterrados con las máquinas en un mundo subterráneo donde reina la oscuridad. Las decadencias, lo terrible que encuentra el viajero  es el resultado de lo que cada generación ha hecho en su presente.

LA ISLA DEL DR. MOREAU (1896): el protagonista Edward naufraga en el océano, un barco le ayuda a salir de la agonía del mar y dentro del gran bote conocerá a Montgomery un médico que le anima a acompañarlo a una isla misteriosa. Todo parece un paraíso perfecto en el cual cualquier persona puede estar tranquilo y a salvo… Pero en la isla Edward tropieza con un mundo de creaciones salvajes, medio humanas, medio animales creadas por un sádico doctor llamado Moreau que juega con la ciencia a ser Dios.

EL HOMBRE INVISIBLE (1897): un joven y brillante científico llamado Griffin consigue hacerse invisible. El problema de esta magnifico experimento es que no consigue volver a su estado normal. Esto le genera un estado de locura mental y sufrimiento. Utiliza su gran descubrimiento para enriquecerse y dominar cueste lo que cueste, sea con engaños o hasta violencia. Los peligros de una ciencia mal utilizada es el resultado de la amargura del protagonista.

LA GUERRA DE LOS MUNDOS (1898): Wells narra por primera vez en la historia de la literatura algo que sería muy recurrente en los relatos más adelante, la Invasión Alienígena. Los alienígenas procedentes de Marte invaden la Tierra, ante la ingenua mente de la población que intenta impedir la exterminación del planeta. Orson Welles adaptó la novela en la radio y la gente que escuchaba el programa llegó a pensar que les estaban invadiendo de verdad, creando un caos en la ciudad.

(EL ALMA NECESITA POCAS COSAS, EL CUERPO MUCHAS) H.G.WELLS

El alma necesita pocas cosas, el cuerpo muchas, entre ellas… ¡¡¡LA TINTA!!!

Autor del Artículo: Sergio López – Facebook


Te mostramos a continuación algunos tatuajes relacionados con el tiempo:

« 1 de 5 »

¿Qué te parece el artículo y los tatuajes que aparecen? Deja un comentario u opinión al final de esta página.

42748 visitas recibidas. 15 veces hoy.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Cool Tattoo SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Servidor Cool Tattoo SL Alta Seguridad en 1&1 IONOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.